Fachadas naves industriales

Fachadas naves industriales

Diseño de fachadas comerciales

La fachada combina atributos tanto de apariencia como de rendimiento superior de una manera, a diferencia de cualquier otro sistema de construcción. Suele ser el aspecto más importante desde el punto de vista del diseño, ya que marca el tono del resto del edificio. El término «fachada» puede referirse a cualquier cara predominantemente vertical de la envolvente de un edificio, como un muro exterior. A veces el término «fachada» se utiliza para referirse más específicamente a las caras externas de los edificios que tienen un énfasis arquitectónico particular, como un diseño imponente, la decoración, la entrada principal del edificio, etc. Las innovaciones tecnológicas han llevado al desarrollo de materiales para fachadas que ahorran energía. Estos productos avanzados absorben la energía solar y encuentran una amplia adopción en muchos edificios comerciales y residenciales como fuente secundaria de generación de electricidad.
El desarrollo de materiales de fachada sostenibles que ofrecen la capacidad de proteger los edificios de las condiciones ambientales, como el calor, el viento y la lluvia, es un factor primordial en el crecimiento de su demanda. El tipo de fachada por el que se opta desempeña un papel fundamental a la hora de hacer que su edificio destaque tanto desde el punto de vista estético como funcional. Se espera que la demanda de productos en edificios comerciales siga siendo alta en los próximos ocho años debido a la creciente necesidad de mejores medidas de seguridad y ambiente en el sector empresarial y de la hostelería. A continuación se presentan diferentes tipos de fachadas para estructuras de edificios.

Tipos de fachadas para casas

Son muchos los elementos que componen un proyecto arquitectónico eficaz, por lo que para aclarar el área de enfoque de cada uno de los casos prácticos que se presentan a continuación, vamos a empezar por definir lo que entendemos por fachada.
La definición del Diccionario Collins de una fachada es la «pared frontal de un edificio, o la pared que da a la calle». Para las empresas comerciales, no se puede exagerar la importancia de esta parte de sus locales. La fachada es la vista que dará la bienvenida a los clientes y potenciales socios comerciales cuando se acerquen a un establecimiento.
Esta fachada combina paneles de aluminio recubiertos con tres tonos ligeramente diferentes de laca para crear un efecto etéreo. El diseño futurista se inspira en el espacio, destacando el papel de la empresa en la gestión de satélites. Debido a la naturaleza reflectante del aluminio, el aspecto del edificio cambia con el tiempo, y por la noche toda la estructura se ilumina desde el exterior.
Sin embargo, el diseño no está totalmente orientado a la estética, el exterior de celosía geométrica sirve para controlar la cantidad de luz solar que entra en la oficina. Además de contribuir a crear unas condiciones de trabajo confortables para el personal, esto ayuda a mejorar las credenciales ecológicas de esta construcción al minimizar la pérdida y la ganancia de calor, reduciendo así la necesidad de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado.

Tipos de fachadas para edificios

En este post, presentamos un caso de estudio en el que se utiliza Stonesize como material de revestimiento, formando paneles de fachada industrializados y aprovechando al máximo su propuesta de valor (gran ligereza-resistencia natural-fácil de instalar).
Como aficionados a la arquitectura y al diseño, hemos decidido elaborar un Caso de Estudio sobre un edificio con una fachada singular. Se trata del Edificio IBM de Madrid, del arquitecto Miguel Fisac (1913, Daimiel – 2006, Madrid), situado en el Paseo de la Castellana y que data de 1967.
Elegimos este edificio por ser uno de los referentes más bellos para una fachada realizada con módulos prefabricados que tenemos en nuestro país. En este caso, se trata de módulos huecos de hormigón pretensado (los famosos «huesos» de Fisac) con sección en V, rellenos de material aislante, colocados alternativamente hacia el interior y hacia el exterior, entre los que se colocó posteriormente la carpintería en obra.
Su geometría de fachada con pliegues genera una gran cantidad de superficies sombreadas que ayudan a lidiar con toda la radiación solar a la que está expuesta la fachada oeste. Al mismo tiempo, proporciona una iluminación difusa en el interior, algo que primó sobre las vistas como requisito del proyecto, manteniendo un alto nivel de privacidad. El ritmo impuesto por los elementos prefabricados y el juego de sombras que proyecta el sol generan una fachada de gran plasticidad, icono de la arquitectura madrileña de la segunda mitad del siglo XX.

Fachada de edificio industrial moderno

Las perforaciones irregulares de la fachada naranja tienen un patrón pixelado que también se asemeja a las gotas de agua partidas. La piel introduce así la luz natural del sol en el interior y mantiene la interacción entre el interior y el exterior y le da una estética distinta.
El edificio tiene una doble envoltura: un muro cortina interior y un exterior de hormigón poroso de 40 cm de ancho. El hueco entre el edificio y la envoltura es de un metro de ancho. Al tener el vidrio en el interior y el hormigón en el exterior, el hueco actúa como una chimenea que disipa el calor de todo el edificio.
La fachada de este edificio cúbico está tratada con una serie de paneles de aluminio de colores que dan una sensación de diseño pixelado. La estructura da una impresión de percepción cambiante del volumen y la textura. A medida que nos acercamos al edificio, el grano más fino de la articulación de la superficie se hace evidente, ya que cada panel no está compuesto por un único tono de color gris, sino por una apretada cuadrícula de figuras pictóricas abstractas.

Ir arriba
Abrir chat